Hola Oracanes, hoy os quiero hablar del JUEGO AGRESIVO que tienen algunos gatos y que por desgracia es una de las principales causas de abandonos.

JUEGO AGRESIVO

 

Mi gato me muerde y araña e incluso me llega a atacar cuando quiere jugar o está jugando y no entiendo por qué lo hace, una de las frases que muchos de vosotros me comentáis cada día.

El término «juego agresivo» puede ser engañoso, ya que este tipo de agresión puede ser a veces muy intensa, especialmente si el gato ha comenzado a dirigirla a las personas en el hogar.

El juego agresivo en los gatos normalmente se demuestra cuando el gato muerde, rasguña, acecha y ataca a la gente; tratando a las personas a su alrededor como un gato trataría a su presa u otro gato. En la mayoría de los casos, la intensidad de este comportamiento llega al máximo por la mañana y por la noche.

Las causas de este cambio de comportamiento pueden ser por alguno de los siguientes motivos, pero como siempre recomiendo, lo primero que debes hacer en cualquier comportamiento es una visita al veterinario para descartar un problema físico o enfermedad que pueda estar produciendo el comportamiento indeseado.

 

a tener en cuenta

El juego agresivo a menudo se exhibe en gatos que son ignorados o a quienes se les deja solos por largos períodos de tiempo sin un compañero de juego humano o animal.

Para poder afrontar este tipo de comportamiento, es importante entender que el juego es un comportamiento natural en todos los gatos, sobre todo en los gatitos; además, es una parte increíblemente e importante a desarrollar.

El juego los mantiene saludables, les ayuda a aprender acerca de las interacciones sociales con otros gatos. También es una excelente manera de sacar energía- y como todos sabemos, ¡los gatitos tienen una energía inagotable! Los gatos empiezan a demostrar comportamiento de juego temprano- con el resto de su camada. Esto les ayuda a desarrollar sus habilidades motoras y de caza.

En el caso de los gatos adultos, el tiempo dedicado al juego puede ayudar a aliviar el estrés y ayudar a adaptarse a un nuevo hogar, así como mejorar la salud y fortalecer el vínculo entre el gato y el humano.

El juego agresivo felino es un problema de conducta que podemos comprender, mejorar y aceptarlo, con tal de que entendamos el comportamiento y estemos dispuestos a utilizar las técnicas recomendadas de manera consistente.

 

Como evitar el juego agresivo

Cuando estamos ante un problema de convivencia como el juego agresivo lo primero que debemos hacer es tomar medidas en las necesidades del gato y vamos a cubrir sus necesidades  ya sean enriqueciendo el ambiente, o simplemente adaptando pautas de juego.

Juego interactivo e independiente

Recuerda que el tiempo dedicado al juego es como un juego de la caza para su gato. Los juguetes interactivos son la mejor manera de jugar con su gato, y por lo general tienen el diseño de caña de pescar, con un juguete colgado en el extremo de una cuerda o alambre. Con los juguetes interactivos usted puede imitar a diferentes tipos de presas: aves, ratones, víboras e insectos.

Para jugar con un juguete interactivo de caza con tu pequeño debes mover los juguetes como si fueran presas, como si estuvieran tratando de escapar del cazador, así que no cuelgue la presa por arriba de la cara de su gato. Por otro lado, no hagas demasiado difícil para tu gato atrapar el juguete. La meta es que el gato tenga muchos éxitos para llegar a considerar el tiempo de juego algo divertido y gratificante.

El juego independiente depende del nivel de de actividad del gato y de su capacidad de entretenerse él solo. Los juguetes más comunes para que interactúen ellos solos son pelotas de ping pong, juguetes de hierba gatera, juguetes dispensadores de alimento y ratoncitos de peluche. Los juguetes de nuestros gatos deben activar la estimulación mental, cámbielos a menudo de lugar en la casa para evitar que el gato se aburra.

Las manos NO son juguetes

Nunca juegues de manera bruta, a luchas, o al mover las manos para que un gato las muerda. Es muy importante usar un juguete cuando se está jugando con cualquier gato. Aún si el juego brusco, las mordidas o rasguños no molestan al amo, el gato entenderá que partes del cuerpo son juguetes para morder y rasguñar y van a reforzar que el juego sea agresivo y a intensidades muy elevadas de heridas.

Enseñarle a jugar adecuadamente

Una buena manera de empezar es usar siempre juguetes para el juego. Sin embargo, puede que algunos gatos todavía intenten morder y rasguñar a la gente, ya que pueden todavía ver todo lo que se mueve como un juguete. Además, es posible que, con intentar pegar al juguete, el gato accidentalmente agarre su mano o brazo. Si esto ocurre, considérelo «El Fin» y deje de jugar inmediatamente, así aprenderá que el juego se detiene si él se vuelve demasiado brusco.

como actuar ante las agresiones

La reacción ante un ataque de tu gato puede determinar si el ataque se intensificará o terminará, y si el comportamiento mejorará o empeorará.

 

QUE NO HACER ANTE UN ATAQUE: 

  •   Alejarse rápidamente del gato, ya que de esta manera responde la presa ante un ataque y esto puede desencadenar la agresión continua.

  •  Castigar físicamente al gato, esto sólo enseña que tú responderás a un ataque de manera brusca, y puede que el gato o responda con violencia intensificada o podría llegar a tenerle miedo. 

  •  Reaccionar exageradamente (gritar, saltar)esto puede hacer que el gato piense que usted le está devolviendo el ataque, y puede resultar en un aumente de su agresividad.

  •  Cogerlo en el colo y llevarlo a otro sitio, ya que en el camino puede seguir las agresiones hacia la persona.

  •  Reaccionar con coraje- esto puede causar temor y estrés en su gato, puede escalar el ataque, y sin duda no va a mejorar el comportamiento.

COSAS QUE HACER:

  •  Pensar en adoptar un segundo gato de la misma edad, nivel de energía y temperamento.

  •  Proporcionar más estimulación mental a través del entrenamiento para usar un arnés de gatos para salir a caminar o enseñar trucos sencillos como «siéntate» y «quédate”.

  •  Poner fin al juego inmediatamente y alejarse tranquilamente del gato.

  • Redirigir la atención de tu gato hacia los juguetes apropiados. Utiliza juguetes para lanzar y buscar o juguetes con diseño de caña de pesca para mantener al gato a distancia de la persona.

  • Proporcionar tiempo para juego interactivo, al menos dos veces al día, preferiblemente por la mañana y por la noche.

  • Aprender a reconocer los primeros signos de juego agresivo, como, por ejemplo: pupilas dilatadas, esconderse en las esquinas o ponerse en cuclillas.

Estas son PAUTAS GENERALES, CADA INDIVIDUO Y ESPECIE ANIMAL ES UN MUNDO

Confiar en uno mismo es el comienzo de un cambio. 

Así que, si crees tener un problema o saber más de este trabajo  educacional pídenos consulta y haremos un plan de entrenamiento  personalizado para tu caso. 

DESCUBRE como enseñarle a que el juego no es motivo de agresividad

c

 

×