Hoy os traigo quizás lo que es en educación y  adiestramiento, el SANTO GRIAL de todo el aprendizaje de tu perro. 

la llamada

Esa orden que todo el mundo da por hecho y que la gran  mayoría no trabaja nunca .

 Es fácil imaginar que si estás aquí es porque en más de una ocasión sabías que en el momento de volver a casa tu perro olvida como se  llama, no sabe quien eres e incluso se escapa con otras personas o  perros.   Tranquilo, le pasa a más gente de lo que imaginas. 

Pero si sigues sin hacer nada seguirás viendo con envidia a esas otras personas que llaman a su perro y este, acude, así como por arte de magia.

Si sigues leyendo descubrirás:

Errores frecuentes

¿Cómo enseñarle a acudir en cualquier situación?

¿Se puede enseñar a un gato a acudir a la llamada?

ERRORES FRECUENTES

  1. – Creer que ya está todo hecho y dejar de entrenar su nombre – Exigir más de lo debido 
  2. – No premiar la conducta 
  3. – Castigar al perro si tarda en acudir 
  4. – Repetir la orden muchas veces sin necesidad 
  5. – Utilizar órdenes ambiguas 
  6. – Soltar al perro demasiado pronto 
  7. – Empezar a enseñar la llamada demasiado tarde 

Todo esto se puede evitar haciendo un entrenamiento bueno del nombre  y la orden y siempre utilizar la misma y como siempre potenciar y  reforzar la conducta deseada.

 ¿cÓmo puedo enseÑarle a que venga en  cualquier situaciÓn? 

3 Trucos que te serán de gran ayuda siempre:

PREMIAR UNA BUENA CONDUCTA

Si haces esto siempre, te vas a asegurar de que tu perro venga el  90% de las veces si o si cuando lo llamas, ya que le estamos dando  algo que le gusta a cambio de hacernos caso cuando lo llamamos. 

Deciros que es algo habitual que esto se pase por alto y que se de  por hecho que nuestro perro ya recibe algo bueno cuando viene a  junto nuestra y que es suficiente premio, pero a veces nuestra  soberbia nos juega malas pasadas y por eso no premiar la conducta  siempre en muchas situaciones diferentes, el perro nos da sustos y  nos enfadamos muchísimo porque no hace caso. 

Consejo premiar siempre, porque estaréis premiando seguro un  estimulo nuevo o situación, aunque no seáis conscientes de ello. 

POSITIVIZAR SU NOMBRE

Es muy importante que enseñemos a nuestro perro a que su  nombre es algo positivo y bueno que le va a reportar beneficio y  felicidad. 

Para ello es muy importante trabajar la positivización de su nombre  mediante ejercicios de educación y adiestramiento donde le estaréis asociando a través de un plan de entrenamiento que su nombre es  algo positivo para el. 

Utilizando bien el timing os asegurareis de que su nombre le reporta  algo beneficioso para el como pueden ser los premios.

Llama a tu perro por su nombre y si te dirige la atención prémialo verás como pronto tendrá su nombre bien aprendido y positivizado. 

NO PIENSES NUNCA QUE LE PUEDES PEDIR PERAS A UN OLMO

Error más común en todos nosotros, como personas y seres  humanos conscientes, nuestra propia impaciencia, prisas y estrés  diario hacen que nos saltemos algo primordial en todo, que es el  tiempo de aprendizaje y espera. 

Cuando no se respeta el tiempo de aprendizaje y asociación y se  exige más de lo que pueden dar, sucederá todo lo contrario a lo que  uno quiere. 

Hoy en día damos por hecho que nuestros animales vienen de serie  con unas características, educación y costumbres que ya deben  saber comportarse a nuestra forma de vida urbana y social, y por  eso creemos que podemos enfrentarlo a todas las situaciones  cotidianas sin más y que nos hará caso siempre pase lo que pase, pero es ahí donde volvemos a caer en el mismo error, nuestro  propio ego es el que hace que creamos que nuestro perro va a venir  a nosotros pase lo que pase y cuando no lo hace nos enfadamos  mucho. 

Quizás vas a tener que pararte un momento y pensar que igual le  exigiste mucho más de lo que realmente sabe y vas a tener que  pararte a enseñarle. 

 ¿SE PUEDE ENSEÑAR A UN GATO A ACUDIR A LA LLAMADA? 

En los GATOS es algo similar el trabajo, para aquellos dueños que salen a  pasear a sus gatos las pautas se pueden aplicar a las anteriores y para los  que no salen de casa, pero queréis enseñar a vuestro felino casero a  hacer caso a la llamada os dejo el siguiente ejercicio:

Llama al Gato por su nombre, si es necesario repetirlo, podéis hacerlo  hasta que el mismo responda mirándote.  

Una vez que hay ese contacto visual lo podéis premiar motivando a que  vaya a junto vuestra. 

OJO no cometer los errores mencionados anteriormente el EXIGIR  demasiado puede ser contraproducente. 

Estas son PAUTAS GENERALES, CADA INDIVIDUO Y ESPECIE ANIMAL ES  UN MUNDO.  

Así que, si crees tener un problema o saber más de este trabajo  educacional pídenos consulta y haremos un plan de entrenamiento  personalizado para tu caso . 

empieza a trabajar la llamada

Únete al mundo ORACAN

Y descubre cómo disfrutar de la aventura de educar a tu peludo

Genial , nos vemos en tu bandeja de entrada

×